Actualidad Médica

8 de Agosto de 2019

"Los medicamentos biosimilares pueden llegar a suponer la cuarta parte del mercado farmacéutico total"

El sistema sanitario español está viviendo, desde hace algún tiempo, un cambio de tendencia, con un claro impulso de la medicina de precisión. Una de las grandes contribuciones, en términos de sostenibilidad, está corriendo a cargo de los medicamentos biosimilares. "La aparición de unos 50 fármacos biosimilares en el mercado supone un importante ahorro, por disminución de precios frente a los biológicos de un solo producto". Un biosimilar es un medicamento de origen biotecnológico, producido de acuerdo a las exigencias específicas establecidas por la Agencia Europea del Medicamento, en cuanto a calidad, eficacia y seguridad. A este respecto, hemos hablado con el Dr. Francisco Javier Atienza, Vocal de la Junta Directiva Nacional y miembro del Grupo de Trabajo de Gestión del Medicamento, Inercia clínica y Seguridad del Paciente de SEMERGEN.


A día de hoy, ¿qué se conoce, por parte de la Atención Primaria, de los medicamentos biosimilares?

En Atención Primaria el conocimiento es muy escaso, dado que el uso de productos biotecnológicos se centra en insulinas y heparinas de bajo peso molecular, además de que su impacto en la prescripción habitual no es muy importante.

 

Quizá debido al desconocimiento que pueda haber sobre los mismos, ¿es necesaria una formación específica de los profesionales de AP?

Evidentemente, ya que la ampliación de uso y de indicaciones de medicamentos biotecnológicos tendrá un impacto creciente en la Atención Primaria. Posiblemente exista un déficit de formación e información, aunque parece que las reticencias son menores que en el caso de los medicamentos genéricos.

 

¿Cuál es el nivel de aceptación?

Personalmente, no percibo excesivas reticencias. En cualquier caso, y como comentaba, las que puedan existir son mucho menores que lo que sucedió con la introducción de los medicamentos genéricos.

 

¿Cuáles son sus principales beneficios y ventajas?

Fomentan la investigación biomédica, tienen las mismas garantías de calidad, seguridad y eficacia que sus productos de referencia; mejoran el acceso a tratamientos biológicos a un mayor número de pacientes y contribuyen a la sostenibilidad de los sistemas sanitarios, entre otros.

 

¿Qué aportan al Sistema Nacional de Salud? 

La aparición de unos 50 fármacos biosimilares en el mercado supone un ahorro importante, por disminución de precios frente a los biológicos de un solo producto. Su presencia en el mercado es cada vez más importante, estimándose que pueden llegar, a medio plazo, a suponer la cuarta parte del mercado farmacéutico total.

 

¿Qué impacto tiene en el Sistema Nacional de Salud?

Permite el tratamiento de más pacientes y durante más tiempo. El coste-oportunidad permite la aplicación de los recursos liberados, por la utilización de biosimilares, a otros aspectos que redundan en un claro beneficio de los pacientes y en la sostenibilidad del sistema.

 

¿Existe en España una normativa específica que regule el uso de los medicamentos biosimilares?

Los factores más determinantes del uso de biosimilares son el conocimiento y la información y, en segundo término, una política farmacéutica de los sistemas de salud que favorezca su uso. La normativa específica se dirigirá más a aspectos de seguridad e intercambiabilidad.

 

¿Cuál es su posible evolución?

Se espera una penetración importante en el mercado, en España en 2016 ya se alcanzó la cifra del 50% de los medicamentos biotecnológicos. Su penetración en el mercado dependerá de diversos factores como las indicaciones, el propio producto y las políticas farmacéuticas.