Actualidad Médica

21 de Julio de 2020

Uso de la mascarilla y consumo de tabaco: misión imposible


Ha llegado el verano y con el desconfinamiento la gente se ha echado a la calle y desde luego la utilización de los espacios abiertos, jardines, parques, playas, heladerías y por supuesto terrazas de los bares y de los restaurantes, ha proliferado. Esto último está muy bien, hay que mover la economía tan dañada por la pandemia Covid 19.

 

Ahora viene el pero, desde luego disfrutar de las terrazas pero con responsabilidad. El uso de las mascarillas ya se recomienda e incluso en algunos casos puede ser obligatorio en espacios abiertos, sin embargo seguimos con el lastre de fumar en dichas terrazas, pese a la mencionada pandemia y al peligro de contagio del virus. Se ha perdido una gran oportunidad de prohibir fumar en los espacios mencionados, la administración solo recomienda que no se fume, hubiera sido el gran momento y muy oportuno de la prohibición, los fumadores lo hubieran entendido perfectamente

 

Ya se sabe que hay que guardar la distancia física reglamentaria para evitar contagios, para que cuando una persona esté hablando y sea portadora del virus, evite el contagio a los demás, y esta medida se apoye con la utilización de la mascarilla.

 

Pues bien, se sabe que cuando un fumador despide el humo de sus pulmones mediante la corriente secundaria, ésta puede contener partículas del virus que contaminarían a los expuestos, y por supuesto esta corriente secundaria llegaría más lejos, que cuando una persona habla o mantiene una conversación con otra.

 

Y no solo es que exista una posible contaminación por llevarse el cigarro a la boca, contacto con los dedos, exposición de la saliva, utilización de ceniceros, etc.

 

Hay que avanzar en las medidas de prevención, e intentar por todos los medios, frenar la terrible pandemia que nos asola

 

Este sería un momento muy oportuno para que los niños y los jóvenes no se inicien en el consumo de tabaco, y que los fumadores dejen de fumar lo antes posible, y para ello pueden contar con los profesionales de la salud, que les ofrecerán tratamientos seguros y eficaces

 

Dejar de fumar es la mejor medida que un paciente fumador pueda adoptar en materia de salud, en toda su vida

 

NO AL TABACO, SI A LA VIDA

 

José-Luis Díaz-Maroto Muñoz

Coordinador del grupo de Tabaquismo de SEMERGEN