Noticias

El primer congreso médico de ámbito nacional que tendrá todas sus actividades acreditadas por competencias

Este año, por primera vez, todas las actividades formativas que se llevarán a cabo en el marco del 39º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) estarán acreditadas por competencias profesionales, lo que permitirá al congresista mejorar su currículum de cara a la recertificación profesional, que próximamente será una realidad en España, al igual que ya lo es en gran parte de países de nuestro entorno. De hecho, en el ámbito nacional, es el primer gran congreso médico que se celebra en nuestro país en el que se efectuará este tipo de acreditación.
 
Evaluación de los conocimientos…y algo más
 Esto significa, según el Dr. Manuel Jiménez de la Cruz, presidente del Comité Organizador del Congreso, que cada una de las actividades del Congreso están asignadas a una competencia profesional, por lo que el certificado que se emita por la asistencia y superación de la evaluación de dicha actividad podrá ser utilizado en el proceso de recertificación, cuando finalmente llegue, como acreditación de dicha competencia”.
 
La acreditación por competencia de las actividades implica, además, “que la certificación de la competencia determinada no se da solo por la asistencia a la actividad, si no que el congresista tendrá que realizar una evaluación posterior de la actividad a través de la herramienta DPC-AP en los siguientes 3 meses y demostrar su conocimiento en un informe de reflexión”, explica el Dr. Jiménez de la Cruz.
 
Esto supone un salto de calidad extraordinario en los congresos médicos y, sobre todo, en el objetivo de actualizar y evaluar conocimientos. “La experiencia piloto sobre este tipo de iniciativa la tuvimos recientemente en el Congreso Andaluz de SEMERGEN, con un resultado muy satisfactorio; ahora, se da un paso más, y se procede a instaurar este tipo de evaluación en un congreso médico de ámbito nacional y al que asisten más de 4.500 profesionales de toda España”, subraya el Dr. Jiménez de la Cruz.
El programa científico de este 39º Congreso Nacional de SEMERGEN, elaborado en colaboración con todos los grupos de trabajo de la sociedad, abarca prácticamente la totalidad de las actualizaciones que se han producido en todo el mapa de competencias de los médicos de Familia.
 
Importancia de la recertificación
Para el Dr. Francisco Atienza, que participa como ponente en una mesa monográfica sobre recertificación, hay muchos motivos que avalan los beneficios que se obtienen con esta práctica. “La recertificación supone una garantía de actualización de las competencias del médico de Familia, que implica el mantenimiento, adquisición o mejora de las mismas, lo que revierte en una atención de mayor calidad científica y mayor seguridad clínica”. Además, según añade el Dr. Atienza, la recertificación es una oportunidad de desarrollo profesional continuo, es un itinerario que debe conducir a la adquisición de las competencias profesionales necesarias para el ejercicio de la profesión y su actualización y mejora”.
 
Según lo resume el Dr. Jiménez de la Cruz, “la recertificación aporta, entre otros, dos elementos fundamentales a la calidad en la Atención Primaria: aumenta la seguridad del paciente, al disminuir la variabilidad en la práctica clínica, e incrementa la seguridad jurídica de los profesionales, al mantener su práctica médica actualizada tanto desde el punto de vista científico como tecnológico”.
 
Una necesidad, una obligación 
Actualmente se está a la espera de que se formalice el procedimiento a seguir para oficializar la recertificación de los médicos de Familia españoles. Como informa el Dr. Atienza, “existe un movimiento desde los colegios médicos en pro de la validación periódica de la colegiación y de las sociedades científicas, a través de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), para desarrollar la estructura que la posibilite”. Además, apostilla, “en este momento hay reuniones de las tres sociedades científicas de Atención Primaria para consensuar un mapa de competencias común y, posiblemente, un marco evaluativo de estas competencias”.
 
La sociedades científicas de Atención Primaria (SEMERGEN, semFYC y SEMG), así como la Organización Médica Colegial, “coincidimos en que estamos en condiciones de aportar el mapa de competencias del médico de Familia y las herramientas necesarias para su evaluación, pero es el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas los que tienen la última palabra, y desconocemos en este momento en quien recaerá la responsabilidad y la materialización del proceso de recertificación”, señala el Dr. Jiménez de la Cruz, aunque según matiza, “no contemplamos un escenario donde la sociedades científicas y la OMC no tengan un protagonismo importante”.
 
Desde la Unión Europea existe un mandato expreso para que se lleve a cabo esta recertificación, aunque, por el momento, la directriz europea de competencias profesionales no ha tenido el desarrollo legislativo necesario en nuestro país y falta el desarrollo normativo que clarifique, de manera definitiva, cómo realizar esta tarea.
 
La recertificación es necesaria, no ya porque venga refleja en la legislación sanitaria española y europea (LOPS ley 44/2003, Estatuto Marco ley 55/2003 LCC del Sistema Nacional de Salud 6/2003, Directiva europea 2013/55/UE), si no “porque los avances continuos e incesantes en el campo de la Medicina obligan al médico a un esfuerzo permanente de actualización de conocimientos y adquisición de habilidades, para mantener sus competencias profesionales”, asegura el Dr. Jiménez de la Cruz, quien resalta que “el hecho de mantenerse competente para ejercer la Medicina va más allá de la mera exigencia normativa para convertirse en un  compromiso ético con la sociedad”.
 
Herramienta DPC-AP
Para facilitar este proceso de evaluación de las competencias del médico de Familia, SEMERGEN ha elaborado el DPC-AP, una plataforma que permite evaluar todas las dimensiones de las competencias del médico de Familia y también se adapta a cualquier marco evaluativo al que finalmente se llegue. Esta flexibilidad confiere otras utilidades al programa, como es la evaluación de actividades formativas o la colaboración en la preparación de pruebas objetivas (como una Oferta Pública de Empleo).
 
Por el momento, el DPC ha realizado diversas actividades de promoción y difusión mediante pruebas demostrativas en todas las comunidades autónomas. En la primavera, 100 médicos iniciaron una evaluación de competencias a través de la herramienta y 30 de ellos ya han superado los distintos apartados (durante el Congreso se entregará un diploma acreditativo a estos profesionales).  A lo largo de este otoño, un nuevo grupo de 400 médicos de toda España van a iniciar su evaluación de competencias. Al mismo tiempo, se siguen firmando acuerdos con los Colegios de Médicos para que en la Evaluación Periódica de la Colegiación-Recertificación el programa DPC-AP SEMERGEN sea reconocido como válido para la evaluación de competencias profesionales y el diploma que SEMERGEN emite al superar las pruebas sea suficiente para cubrir este apartado de recertificación.
 
Para el Dr. Manuel Jiménez de la Cruz, “herramientas como el DPC-AP SEMERGEN pueden ayudar al médico a identificar en qué competencias su conocimiento, habilidades y desempeños son aceptables o excelentes y en cuáles debe mejorar, lo que le permite planificar su formación, no ya por las apetencias o la oferta, si no por su necesidad real”.
 
El DPC-AP es un programa desarrollado por SEMERGEN a lo largo de 10 años que cuenta con una herramienta informática muy versátil, dividida en 2 apartados: DPC EVALUATIVO y DPC FORMATIVO. El primero permite la evolución de competencias profesionales, mediante distintas pruebas que miden conocimiento, habilidades actitudes y desempeños. El segundo apartado, DPC FORMATIVO, recopila y conecta con los recursos formativos de SEMERGEN y de otras entidades de formación para dar respuesta a las necesidades de formación de los médicos en las distintas competencias profesionales. Por tanto, sentencia el Dr. Manuel Jiménez de la Cruz, “es una herramienta que no solo se puede utilizar para el proceso de recertificación, sino que ayuda a hacer más eficiente la formación del médico, al ser capaz de identificarle sus necesidades de formación y progresar en el camino de la excelencia”.
NOTA DE PRENSA