Noticias

Los médicos de Familia se actualizan en la atención integral de las patologías de dolor

Favorecer el manejo del dolor en Atención Primaria, beneficiar el trabajo multidisciplinar y continuo del paciente con dolor, trabajando conjuntamente con las Unidades del Dolor en los hospitales. Estos han sido los principales objetivos de las 4as Jornadas Nacionales de Dolor de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) que se han celebrado los días 13 y 14 de abril en la ciudad de Cádiz.
 
Con más de 200 participantes y 50 comunicaciones recibidas, las actividades científicas que se han organizado en el marco de las Jornadas han estado orientadas al actualizar las competencias de los profesionales a través del Desarrollo Profesional Continuo (DPC). “SEMERGEN lleva apostando por el DPC desde 2006, y las actividades que se están realizando en este congreso tienen el mismo fin. Esto es importante para los asistentes, ya que les sirve para acreditar sus conocimientos y habilidades, en aras de ofrecer la mejor atención asistencial al paciente. Asimismo, también particularmente interesante para los residentes en su trayectoria curricular”, ha indicado el Dr. Enrique Alcaraz, presidente del Comité Organizador de las Jornadas.
 
La atención al dolor, desde una esfera integral
Las principales causas del dolor son de origen osteoarticular y, dentro de ellas, la artrosis, sin descartar causas neurológicas que también aparecen con frecuencia, dependiendo en muchos casos de complicaciones de enfermedades crónicas como, por ejemplo, la diabetes mellitus.
 
Consecuentemente, el abordaje del dolor debe hacerse bajo los más estrictos requisitos de seguridad, vigilando interacciones de fármacos, adherencia al tratamiento, vías de administración de fármacos y atención social.
 
Como ha apuntado el Dr. Pedro Ibor, coordinador del Grupo de Trabajo de Dolor de SEMERGEN, “la atención al dolor debe ser integral, atendiendo a las esferas psíquicas, sociales y biológicas del paciente”. Tal y como ha añadido este experto, “es en Atención Primaria donde está el eje y la guía de esta atención y, para ello, es necesaria la formación y el compromiso de la Administración”.
 
Actividades científicas cuyo objetivo principal es el paciente
Por ello, el programa científico ha querido focalizarse en algunas patologías concretas de cara a mejorar la calidad de vida de los pacientes.
 
La primera de ellas, la fibromialgia, se ha tratado en un taller para actualizar conocimientos y habilidades desde el abordaje psicosocial, trasmitiendo una visión humanizada de la patología. “Tenemos que abordar al paciente como un ser completo y, no como una serie de averías individualizadas que están en su cuerpo”, ha comentado el Dr. Rafael Carrascal, presidente del Comité Científico.
 
Otras de las enfermedades que se han abordado ha sido la lumbalgia, al ser la patología osteomuscular más prevalente en Atención Primaria, intentando destacar la importancia de su diagnóstico diferencial con otras enfermedades más graves. “Aunque estas patologías graves son poco frecuentes y representan el 5% de todas las lumbalgias, la lumbalgia en sí misma sí que necesita la indicación de un tratamiento por parte de un especialista y, en algunas ocasiones, de forma urgente. Por ello, debemos ser capaces de identificar los factores que pueden llegar a cronificar la lumbalgia para poder evitarla”, ha señalado el Dr. Rafael Carrascal. Destacar que el 80% de la población en España sufre dolor lumbar en algún momento de su vida y es la causa más frecuente de incapacidad en menores de 45 años y la segunda de absentismo laboral.
 
Al mismo tiempo, se ha transmitido la importancia de que el paciente se capacite para impulsar su autocuidado, así como las ventajas que puede conllevar este aspecto al profesional sanitario, ya que le ayuda a prevenir el burnout y mejorar su salud ante las situaciones adversas en que muchas veces se desarrolla la práctica clínica habitual.
 
Por último, se ha incentivado la curiosidad del profesional para establecer la prescripción social en la que se incluirán los recursos o activos que favorecen la salutogénesis o el incremento de los factores que producen un mayor bienestar y salud.
NOTA DE PRENSA