Actualidad Médica

5 de Agosto de 2019

¿Cómo podemos luchar contra el estreñimiento?

El estreñimiento es, actualmente, uno de los principales motivos de asistencia a las consultas de Atención Primaria. ¿Por qué es tan frecuente? Según diversos estudios, su prevalencia en España oscila entre el 12-20%, es más frecuente en ancianos y mujeres, en embarazadas, en personas con vida sedentaria, así como en aquellos que lleven una dieta baja en líquidos y fibra (frutas y verduras).


El estreñimiento es un síntoma asociado a multitud de enfermedades o de fármacos y se suele relacionar con los hábitos higieno-dietéticos y con la actividad física de las personas. "En verano puede ser más frecuente el estreñimiento ocasional, por el cambio del tipo de alimentación o en los viajes. Asimismo, también el consumo de fibra es mayor, lo que favorece que sea un síntoma agudo de pocos días de evolución", asegura la Dra. Mercedes Ricote, Coordinadora Nacional del Grupo de Trabajo de Aparato Digestivo de SEMERGEN.

 

El estreñimiento es un síntoma que se define como una defecación insatisfactoria que se caracteriza por deposiciones poco frecuentes, de menos de 3 veces por semana, y/o con esfuerzo, sensación de dificultad y mayor tiempo para defecar, evacuación incompleta, deposiciones irregulares y duras o la necesidad de maniobras para defecar. Esta manifestación se puede asociar, además, a diversas de patologías: neurológicas como el párkinson o endocrinas como hipotiroidismo, entre otras. Asimismo, también puede surgir como consecuencia de la toma de algún fármaco, a una ingesta inadecuada de fibra o a una actividad física disminuida. "Por ello, no debemos asumir que un problema con tantas posibles causas, tenga una única solución. Por esto, es aconsejable que el paciente intente, primero, solucionar el estreñimiento con unas medidas higiénico-dietéticas que todos conocemos y si en el plazo de unas semanas no mejora, aconsejamos acudir a su médico de familia para estudiar la causa de su estreñimiento y poner el tratamiento más adecuado para cada caso", subraya la coordinadora del grupo de trabajo de Aparato Digestivo de SEMERGEN.

 

En algunos casos, los pacientes que sufren de estreñimiento suelen recurrir a la automedicación, sin embargo, esto conlleva algunos riesgos. "El automedicarse, aunque nos puede solucionar el problema de forma rápida, no soluciona la causa y, en algunas ocasiones, lo que logra es un diagnóstico tardío de enfermedades muy importantes", afirma la Dra. Ricote. Uno de los principales fármacos a los que se suele recurrir es al uso de laxantes. Sin embargo "se debe evitar su consumo, salvo en ocasiones especiales (por ejemplo, viajes). Nunca se puede usar a largo plazo", concluye el Dr. Alberto Kramer, Responsable de Comunicación Intercomunitaria del Grupo de Trabajo de Medicina Basada en la Evidencia de SEMERGEN.