Actualidad Médica

20 de Octubre de 2020

¿Estamos tratando bien a nuestros pacientes crónicos?

Cada día, en las consultas de atención primaria se ven una media de más de 45 pacientes que presentan cuadros clínicos muy diversos. Aplicar el tratamiento correcto es fundamental para un buen control de la patología y, por ende, en la calidad del paciente. Por ello, la mesa "Todo lo que no pasó: una historia sobre prevención", en el marco del 42º Congreso Nacional de SEMERGEN, ha puesto a debate la necesidad de actualizar los tratamientos que, a la vista de las últimas evidencias científicas, se deben aplicar para prevenir complicaciones.


Cada día, en las consultas de atención primaria se ven una media de más de 45 pacientes que presentan cuadros clínicos muy diversos. Aplicar el tratamiento correcto es fundamental para un buen control de la patología y, por ende, en la calidad del paciente. Por ello, la mesa "Todo lo que no pasó: una historia sobre prevención", en el marco del 42º Congreso Nacional de SEMERGEN, ha puesto a debate la necesidad de actualizar los tratamientos que, a la vista de las últimas evidencias científicas, se deben aplicar para prevenir complicaciones.

 

"Es de vital importancia realizar un manejo más adecuado de los pacientes con asma, EPOC o diabetes pues hay nuevas evidencias científicas y deben de tenerse en cuenta. El objetivo de esta mesa ha sido conocer la evidencia científica actualizada del manejo del tratamiento", señala el doctor Leovigildo Ginel, moderador de la sesión.

 

El enfoque de esta sesión ha sido diferente a la exposición de casos clínicos convencionales, ya que, como expresa el doctor Ginel, "se ha tenido en cuenta 'todo lo que no pasó' y debió haber pasado si pudiéramos volver atrás en el tiempo y modificar las opciones terapéuticas antiguas por las que disponemos ahora".

 

Especial hincapié en Asma, EPOC y Diabetes

 

Durante el transcurso de la mesa, se ha incidido mucho en el tratamiento de las patologías más habituales en las consultas: Asma, EPOC y Diabetes.

 

En esta línea, para el doctor Fernando María Navarro i Ros, ponente de la sesión y miembro del equipo de Pacientes SEMERGEN, es de vital importancia "profundizar en la anamnesis en personas con EPOC para conocer sus síntomas y limitaciones. Síntomas como el grado de disnea o la disminución del ejercicio físico tienen valor pronóstico en la evolución de la EPOC, siendo este último el principal predictor de mortalidad", afirma.

 

Asimismo, el doctor José Ignacio Prieto Romo, ponente y miembro del grupo de trabajo de Respiratorio de SEMERGEN, recalca la importancia de tratar bien el Asma pues "es la enfermedad respiratoria más prevalente en el mundo, de carácter inflamatorio, además de crónico, por lo que, su tratamiento, debe abordar, ambas características fisiopatológicas". Es por ello que el doctor Prieto ha explicado que el uso de los SABA tiene que estar muy controlado y, por tanto "no son la piedra angular de los pacientes asmáticos".  Además, complementa el doctor Prieto, "los SABA no reducen el riesgo de exacerbación.  De hecho, el sobreuso de SABA, sin control de la inflamación, se ha asociado al aumento del riesgo de hospitalización por exacerbación y de muerte", aclara.

 

En los aspectos relacionados con la diabetes, el doctor Juan Carlos Obaya Rebollar ha explicado la vinculación de esta patología crónica con la enfermedad renal crónica, ya que es la principal causa de enfermedades renales. Para él, es fundamental "un uso adecuado de fármacos que hace unos años no existían como son los  inhibidores del cotransportador sodio-glucosa tipo 2 (iSGLT2) y más concretamente dapaglifozina que ha mostrado beneficio tanto en prevención y en la reducción de la progresión de enfermedad renal crónica en el estudio DECLARE". Las pautas de todas las guías de práctica clínica han evolucionado para recomendar el uso de inhibidores de SGLT2 y antagonistas de los receptores de GLP-1 con beneficios renales y cardiovasculares comprobados

 

Además, el Dr. José Luis Díaz Díaz ha explicado la complicación y el riesgo de hospitalización por insuficiencia cardiaca en los pacientes diabéticos. Según ha expuesto el doctor Díaz, "La dapagliflozina reduce el riesgo de hospitalización por insuficiencia cardíaca en los pacientes con diabetes de tipo 2 y enfermedad cardiovascular existente o que presentan multiples factores de riesgo". Ha puntualizado que "la insuficiencia cardiaca es una enfermedad grave y progresiva que ocasiona un alto coste para la sociedad determinado principalmente ingresos hospitalarios,  pueden reducirse con este tipo de fármacos, a la vez que mejoran su calidad de vida", concluía.