Actualidad Médica

23 de Abril de 2021

"Es fundamental que se reconozca la figura del tutor como garante de la especialidad y de la buena formación de los futuros especialistas"

  • Las 8as Jornadas de Residentes y Tutores de SEMERGEN son el referente formativo e investigador para tutores y residentes.

  • La SEMERGEN sigue incansable en su línea formativa a pesar de los momentos de pandemia que estamos viviendo. Es por ello que se acaban de celebrar las 8as Jornadas de Residentes y Tutores de SEMERGEN, cuyo objetivo se ha centrado en poner en valor tanto la figura del residente como del tutor.

     

    SEMERGEN siempre ha apostado por la formación y estas jornadas son un reflejo de ello, ya que están organizadas por y para médicos residentes, lo que supone "un punto de encuentro con los tutores y una plataforma para reunirnos, compartir experiencias y aprender entre todos", según indica el doctor Daniel Fernández Ferreiro, coordinador del grupo de trabajo de Residentes de SEMERGEN y miembro del comité técnico y de dirección científica de las jornadas.

     

    Este encuentro científico se convierte en la mejor "oportunidad para mejorar nuestra labor formativa y docente", expresa la doctora Susana Arenas Sotelo, coordinadora del grupo de trabajo de Tutores de SEMERGEN y miembro del comité técnico y de dirección científica de las jornadas.

     

     

    En esta línea, continúa destacando la doctora Arenas, durante estas jornadas "se ha analizado la situación actual de la formación de los médicos residentes de Medicina de Familia y como le ha afectado la pandemia, planteándose, además, soluciones para mejorar los déficits formativos actuales".

     

    El programa científico ha sido muy variado, teniendo especial relevancia el Plan Nacional de Tutores de SEMERGEN, que va a ser un instrumento de gestión e incluye temas económicos, pedagógicos y docente para mejorar la actividad del tutor de Medicina Familiar y Comunitaria. "Es fundamental que se reconozca la figura del tutor como garante de la especialidad y de la buena formación de los futuros especialistas" acentúa la doctora Arenas. 

     

    Además, también se ha puesto en valor la situación de la troncalidad en la actualidad, la cronicidad y otros temas clínicos de gran interés para la formación del residente.

     

    Es importante destacar que, para formar a un médico de familia, desde que empieza el Grado en Medicina, transcurren 11 años, como mínimo, de los cuales seis son en la Facultad de Medicina como estudiante, uno de preparación al MIR y cuatros años hasta que finaliza la especialidad. "La especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria empieza por una formación de calidad de los futuros especialistas y estas jornadas se han convertido en un referente de formación e investigación para tutores y residentes", recalca la doctora Arenas.

     

    Las cifras del encuentro científico han sido excelentes, con más de 300 inscritos y se han evaluado más de 200 comunicaciones, por lo que "hemos superado con creces las expectativas", concluye el doctor Fernández.