Histórico Noticias

26 de Noviembre de 2015

La Fundación para la Diabetes y SEMERGEN presentan los resultados de su campaña de cribado de la diabetes

Casi el 15% de la población tiene un riesgo alto o muy alto de desarrollar diabetes tipo 2 en los próximos diez años, según los resultados del Test FINDRISK, uno de los métodos más eficaces de cribado de la diabetes. Se ha observado que un 34,3% de la población posee un riesgo ligeramente elevado y un 14,2% presenta un riesgo moderado.  Además, del total de población analizada, el 16,3% presenta obesidad (índice de masa corporal-IMC superior a 30) y el 34,1% tiene sobrepeso (IMC entre 25 y 30), es decir, una de cada dos personas presenta sobrepeso u obesidad. 
 
Estas son algunas de las principales conclusiones del análisis de los resultados del programa de cribado que ha realizado la Fundación para la Diabetes con el apoyo de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN). Ambas entidades colaboran en la campaña La diabetes se puede prevenir, cuyo objetivo es determinar la probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 entre la población española en los próximos años y ofrecer recomendaciones personalizadas.  
 
Según expone José Luis Llisterri, presidente de SEMERGEN, la última encuesta europea de salud en España del Instituto Nacional de Estadística (INE) alerta de la epidemia de obesidad en Europa y en España. Más de la mitad de la población española adulta está por encima del peso considerado normal y el 54% son sedentarios. Del mismo modo, los malos hábitos alimenticios han dado lugar a que de cada 10 niños y adolescentes de 2 a 17 años, dos tengan sobrepeso y uno obesidad. Por tanto, “los kilos de más constituyen un grave problema sanitario que tiene una relación directa con enfermedades tan graves como las cardiovasculares, el cáncer o la diabetes”, afirma el presidente de SEMERGEN.
 
Con todos estos datos sobre la mesa, se hace necesario la correcta utilización de medidas preventivas (actividad física y correcta alimentación). Las intervenciones sobre los estilos de vida han demostrado reducir la incidencia de la diabetes tipo 2 en individuos pre-diabéticos y la dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen o con frutos secos en individuos con alto RCV ha reducido el riesgo de comenzar con DM2 (PREDIMED Estudio).
 
A nivel poblacional también es de suma importancia conocer el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 que tiene una determinada persona sin necesidad de someterlo sistemáticamente a análisis de sangre. Por este motivo diferentes Sociedades Científicas recomiendan la utilización del Test FINDRISK, accesible  a la población general a través de diferentes páginas web como la de la Fundación Española de Diabetes, para mejorar la identificación de individuos con riesgo de padecer diabetes. 
 

LEER MÁS