Actualidad Médica

2 de Abril de 2019

Autismo, otra manera de ver la vida

En el año 2007, la Asamblea General de la ONU declaró el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. Hoy, 12 años después, se sigue luchando para poner de relieve la necesidad de contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo, para que puedan llevar una vida plena y gratificante como parte integrante de la sociedad


El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que ya se manifiesta durante los tres primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital.

El término "espectro" se refiere a la amplia gama de síntomas, fortalezas y grados de deterioro que pueden tener las personas con estos trastornos. En la actualidad, el diagnóstico de los trastornos del espectro autista incluye estas y otras afecciones:

  • El trastorno autista.

  • El síndrome de Asperger.

  • El trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

Aunque los trastornos del espectro autista comienzan en la etapa temprana del desarrollo, pueden durar toda la vida.

No existen cifras oficiales de prevalencia de los TEA en España, pero se estima que podrían llegar a afectar a 450.000 personas. Hay muchos más niños y hombres que niñas con TEA. Podría deberse a que la patología afecta más al sexo masculino que al femenino, pero cada vez parece más claro que ha habido un alto infradiagnóstico en las mujeres.

Los síntomas fundamentales del autismo son dos:

  • Deficiencias persistentes en la comunicación y en la interacción social.

  • Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades.

Las personas con un trastorno del espectro autista pueden tener otras dificultades, como sensibilidad sensorial (sensibilidad a la luz, el ruido, las texturas de la ropa o la temperatura), trastornos del sueño, problemas de digestión e irritabilidad. También pueden tener muchas fortalezas y habilidades. Por ejemplo, las personas con un trastorno del espectro autista pueden:

  • Tener una inteligencia superior a la media

  • Ser capaces de aprender cosas en detalle y recordar la información por largos períodos

  • Tener una gran memoria visual y auditiva

  • Sobresalir en matemáticas, ciencia, música y arte

El autismo impacta en ciertos aspectos de la personalidad de una persona, como su conducta, su capacidad de socialización y su facilidad para comunicarse. Los síntomas comienzan a hacerse visibles a partir de los 12 meses y podemos ver en ellos su incapacidad para desarrollar juego simbólico o imaginativo. En muchos casos rechazan el contacto visual y corporal y no reaccionan al ser llamados por su nombre.