Actualidad Médica

30 de Septiembre de 2021

"La Atención Primaria atiende al 95% de los pacientes diagnosticados de COVID-19"

Para un correcto aprovechamiento del SNS es primordial la identificación de los pacientes COVID-19 de moderado/alto riesgo, priorizar el envío al hospital de los pacientes que lo requieran y empoderar al médico en la toma de decisiones adecuadas a tenor del conocimiento actual


En el marco de su 43º Congreso Nacional, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) ha analizado y puesto en contexto la importancia de detectar cuanto antes aquellos síntomas de alarma que orientan a una posible complicación del paciente con enfermedad por coronavirus.

 

 

Así lo señala el moderador de la mesa Manejo del Paciente COVID-19, el doctor Adalberto Serrano Cumplido, pues es fundamental "profundizar en el conocimiento actual sobre el paciente COVID, el pronóstico vital según las características y presentación del paciente, en un intento de identificar lo más precozmente posible a aquellos que precisarán de un tratamiento y control más exhaustivos".

 

Durante esta sesión científica, en la que han intervenido también la doctora Esther Del Corral Beamonte y los doctores Álvaro Morán Bayón y Luis Manzano Espinosa, se ha destacado la importancia de identificar cuanto antes los síntomas que pueden desarrollar formas graves de la enfermedad, evitando hospitalizaciones de los casos con mejor pronóstico. "Un buen conocimiento del paciente COVID-19 junto a un buen soporte, refuerzo y organización de la  Atención Primaria permitirá abordar correctamente a estos pacientes", reseña el doctor Serrano.

 

Manejo y herramientas

 

 

En este encuentro científico de la Sociedad Decana de Medicina de Familia, se han dado claves para que los médicos de cabecera puedan catalogar adecuadamente a los pacientes con coronavirus así como suministrarles el seguimiento y tratamiento más adecuado, lo que redundará en el aprovechamiento idóneo del Sistema de Salud evitando su sobrecarga.

 

De esta manera lo ha destacado la doctora Del Corral, que ha analizado las características de los pacientes y las escalas para poder identificar el riesgo de mala evolución. "Las categorías de riesgo según la inflamación, los clúster fenotípicos, o la calculadora Priority van a mejorar el manejo de estos pacientes y nos van a ayudar a estratificar el riesgo", apostilla.
Esto va a permitir al médico de Atención Primaria "hacer un mejor manejo y decidir con herramientas el mejor nivel de atención para estos pacientes", recalca la doctora Del Corral.

En esta misma línea, el doctor Álvaro Morán expresa la importancia de que los médicos de familia puedan acceder a pruebas de imagen de forma rápida, así como la valoración presencial de todo paciente sintomático para realizar un seguimiento correcto.  "Somos un pilar muy importante en la detección y seguimiento", destaca. A pesar de que actualmente la gran mayoría de los pacientes presentan cuadros leves, "hay que ser capaces de detectar de forma inmediata las complicaciones agudas", concluye el doctor Morán.

 

Atención Primaria, clave en el tratamiento y seguimiento

 

 

El papel de la Atención Primaria desde el inicio de la pandemia ha sido crucial y, en estos momentos, atiende al 95% de los pacientes diagnosticados de COVID-19, en un contexto de sobrecarga de trabajo dada la incertidumbre creada tanto en la población como entre los propios sanitarios. Del mismo modo, según señala el doctor Serrano, "la Atención Primaria tendrá que constituirse en el soporte y coordinación del seguimiento de estos pacientes tras la superación de la fase aguda de la enfermedad en la denominada "Long COVID", abordando tanto aspectos físicos como psicológicos".

 

A esta línea de labores que se están haciendo en Atención Primaria, hay que sumar la labor de fomentar la vacunación frente al COVID-19 en aquellos sujetos que sean reacios a vacunarse y, en breve, la campaña de vacunación de la gripe, que está a punto de comenzar. Además, y también de vital importancia será el continuar atendiendo el resto de enfermedades crónicas y patologías que hay en las consultas todos los días.