Actualidad Médica

4 de Febrero de 2019

La mitad de los cánceres se cura

Para conseguir avanzar en esta ardua lucha, es necesario contar con más información, mayores y mejores medios que ayuden al médico de primaria a combatir este mal como eje de cualquier sistema sanitario moderno y un incremento importante de las inversiones que se destinan a su estudio


Hoy 4 de febrero se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer, una enfermedad que se calcula afecta a uno de cada dos hombres y a una de cada tres mujeres. En lo que a nuestro país se refiere, la SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica) prevé que el número de nuevos casos de cáncer diagnosticados en España alcanzará los 277.234 en el 2019, un incremento del 12% en los últimos cuatro años. Este aumento responde a diversos factores, entre ellos el incremento de la población, el envejecimiento de la misma o la exposición a factores de riesgo como el tabaco, el alcohol, la obesidad o el sedentarismo. Actualmente, el cáncer de pulmón (el que genera más disfunciones) es el que causa más muertes y es el que se ha disparado entre las mujeres, seguido por el de colon (casi un tercio del total), el de próstata y el de vejiga. 



Sin embargo, el impulso de tratamientos de última generación, como las terapias diana o la inmunoterapia; el conocimiento molecular de los tumores que permiten predecir algunas respuestas a los tratamientos o la detección precoz han permitido que la supervivencia del cáncer se sitúe en el 53% en España. Así, la investigación y mantener buenos hábitos de vida es clave para prevenirlo. Es una guerra que tenemos que ganar, ya que la mitad de los cánceres se cura.


Por una detección precoz

Cáncer, seis letras que provocan una sensación de miedo e incertidumbre para quien lo sufre, ante una lucha larga y complicada en la que el paciente no se encontrará sólo. Aquí, además de la familia, juega un papel fundamental el Médico de Atención Primaria, que es quién vigila y preserva el bienestar y la salud de cada parte de la familia, como referente activo de la vida de sus miembros. En esta "pelea", detectar la enfermedad, reconocerla y empezar a tratarla lo antes posible es un factor clave, para poder conseguir el éxito de los resultados y saber qué terapia es mejor aplicar en cada caso. "Esta vigilancia permite que ante signos de alarma frecuentes de un tumor (si no hay señal, puede pasar inadvertido), y a pesar de las dificultades de tiempo, accesibilidad a pruebas y a otros especialistas del hospital, al final sea posible llegar a un diagnóstico de certeza, a través del cual, se ejecutará una terapia concreta, que suele ser compleja y complicada", afirma Manuel J. Mejías Estévez, Coordinador del Grupo de Trabajo de Cuidados Paliativos de Semergen.


Para conseguir avanzar en esta ardua lucha, es necesario contar con más información, mayores y mejores medios que ayuden al médico de primaria a combatir este mal como eje de cualquier sistema sanitario moderno y un incremento importante de las inversiones que se destinan a su estudio, con el fin de contar siempre con los medios y la tecnología más avanzada. Y si la anticipación no consigue curar, el profesional sanitario tiene que ser capaz de siempre acompañar, consolar y ayudar en la obtención de la mejor calidad de vida posible en cada momento.