Actualidad Médica

28 de Julio de 2019

DÍA MUNDIAL DE LA HEPATITIS: 'Find the Missing Millions'

La hepatitis es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes, y de graves consecuencias para la salud en el mundo. Hay cinco virus principales, denominados como tipos A, B, C, D y E. El grupo de trabajo de Enfermedades Infecciosas, Medicina Tropical y del Viajero de SEMERGEN nos cuenta más sobre esta enfermedad


 

Cada 28 de julio se celebra el día mundial de esta enfermedad; conmemorando el nacimiento del Dr. Baruch Blumberg que recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina por el descubrimiento del virus de la hepatitis B y su vacuna. Este año bajo el lema 'Find the Missing Millions' - 'Encontremos a los millones de personas que aún no lo saben' se plantea el objetivo de informar y concienciar a la población sobre las hepatitis virales - especialmente las hepatitis B y C - y sus enfermedades asociadas.

 

Las hepatitis virales B y C constituyen la segunda enfermedad infecciosa más mortal tras la tuberculosis. Además, la cifra de personas que contraen hepatitis es nueve veces superior a la del virus de inmunodeficiencia humana (VIH)

 

Un problema global

 

Alrededor de 1 millón de muertes anuales se atribuyen a las infecciones de hepatitis viral. En conjunto, la hepatitis B (VHB) y la hepatitis C (VHC) son la principal causa de cáncer de hígado en el mundo, lo que representa el 78 por ciento de los casos registrados.

 

En todo el mundo, hay más de 250 millones de personas que tienen la hepatitis B. Aunque la mayoría de las personas que han sido infectadas con estos virus no son conscientes de su infección, se enfrentan a la posibilidad de desarrollar enfermedades hepáticas debilitantes o mortales en algún momento de sus vidas y sin saberlo, pueden transmitir la infección a otros.

 

La hepatitis C es un problema de salud pública global. Se estima que la infección por el virus de la hepatitis C (VHC) afecta, según los últimos datos publicados, a más de 70 millones de personas, lo que lo que supone el 1% de la población mundial. Estudios recientes efectuados en España durante los últimos 3 años, estiman que la seroprevalencia de anti-VHC oscila entre el 0,8 y el 1,2% de la población adulta, mientras que entre el 0,2 y el 0,4% muestran una infección activa por el VHC y por lo tanto están en riesgo de desarrollar a medio-largo plazo una cirrosis hepática y las complicaciones asociadas a la misma.

 

La buena noticia es que, las hepatitis son prevenibles y tratables e, incluso, y en el caso de la hepatitis C, curable. Sin embargo, hasta un 80% de la población mundial con hepatitis carece de acceso a servicios para su prevención, diagnóstico y/o tratamiento.

 

Situación en España

 

En España, una parte importante de los pacientes con hepatitis C ya han sido diagnosticados y tratados, aunque existe un porcentaje situado entre el 35 y el 60% que desconocen que tienen una hepatitis C. Recientemente, se han presentado los resultados definitivos de la encuesta de seroprevalencia efectuada por el Ministerio de Sanidad, en una muestra de 9.103 de sujetos de población general. Las conclusiones principales de este estudio son: 1) Este porcentaje del 0,8% supondría que existirían unas 70.000 personas infectadas por el VHC, 2) la prácticamente nula prevalencia de hepatitis C en menores de 40 años, 3) la prevalencia mayor se sitúa en los varones entre 50-70 años, y 4) una menor cifra de infección activa, probablemente como consecuencia del enorme esfuerzo terapéutico efectuado en nuestro país durante los últimos cuatro años.

 

Pero a pesar de la importante reducción del número de pacientes infectados desde el año 2015, la infección por el VHC continúa siendo la principal causa evitable de cirrosis hepática, hepatocarcinoma y trasplante hepático en nuestro país, con una carga global de la enfermedad y unos costes sanitarios significativos, derivados tanto del tratamiento como de las complicaciones de la enfermedad terminal.